miércoles, 24 de febrero de 2010

Un ejemplo de político y de persona, si te equivocas (errar es de humanos) se busca la solución


El diputado del PP por Valencia Nacho Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones del partido, ha anunciado hoy su dimisión como vocal de la comisión de Seguridad Vial del Congreso después de que fuera sorprendido el pasado viernes en un control de tráfico con una tasa de alcoholemia superior a la permitida.
El PP ha informado en un comunicado de la decisión de Uriarte de abandonar la comisión, al trascender que esta mañana estaba citado a un juicio rápido en los juzgados de Madrid por la citada sanción.
Al diputado se le ha retirado el permiso de conducir después de superar la tasa de alcoholemia permitida.
Según ha relatado Uriarte, los hechos ocurrieron durante la noche del pasado viernes, cuando el coche que conducía se vio implicado en una colisión "leve" con otro turismo en el centro de Madrid.
Aunque no se registraron daños en ninguno de los dos vehículos ni en quienes los ocupaban, la Policía hizo un control de alcoholemia a ambos, en el que Uriarte dio positivo. La sanción al presidente de Nuevas Generaciones del PP es la retirada del permiso de conducir.
Asimismo, hoy iba a celebrarse un juicio por los incidentes del pasado viernes, que al final no ha tenido lugar porque no ha podido comparecer el otro conductor.
Uriarte, según consta en el comunicado del Partido Popular, "lamenta y reconoce los hechos acontecidos" el pasado viernes, y por ello, según señala, asume su responsabilidad.

Así que ha pedido a la portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que le cese como vocal en la Comisión de Seguridad Vial.

lunes, 22 de febrero de 2010

Unos baches de primera


Los baches de Huelva capital sitúan a esta ciudad en la primera de Andalucía en tener el peor asfalto y el mayor número de socavones. Ninguna otra ciudad andaluza presenta tal estado en sus calles, producto del abandono por parte de una ineficaz Área de Infraestructuras, que gestiona Felipe Arias (PP).

El lema por el que apostó el Ayuntamiento de Huelva de que esta ciudad era la primera de Andalucía ha dado la razón al autor de aquella frase electoralista, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP). Pero de ondear banderas verdes en pro del respeto medioambiental y la limpieza de las calles, la capital onubense ha pasado ha ostentar el triste liderato de ser la ciudad andaluza con la infraestructura vial más peligrosa de la comunidad autónoma.

Así se pone de relieve al visitar cualquiera de las otras capitales, ya sea ‘in situ’ o utilizando las nuevas tecnologías, esto es, las herramientas de Internet al alcance de cualquier ciudadano: Google Maps o Google Earth.

Junto a los altos sueldos del alcalde y los miembros de su equipo de Gobierno, que también son superiores a los del resto de sus homólogos andaluces, incluso del mismo partido (PP), los socavones cada vez mayores sitúan a Huelva en la que los conductores circular por sus calles es un peligro evidente, teniendo las peores condiciones viales para conducir tanto para aquellos que circulan al volante de un coche, como los que van en ciclomotor o motocicleta.

Hombre de lunes con secreto, de Luis García Montero.


Hoy sábado, que para mí es como jueves, les regalo un poema de lunes de Luis García Montero, extraído de su libro 'Completamente viernes'
Este lunes de Abril templado y diligente
muy de mañana, sin haber dormido.
Por la cafetería cruza el buitre
de los horarios laborales,
entre tazas, tostadas y periódicos
se discuten las ultimas noticias,
y el hombre del secreto
se sumerge en el túnel de una nueva semana.
Deshoja el bienestar de su café
sonríe a quien le mira, se consuela,
porque tiene un secreto.
Los cuerpos juveniles son presente,
pero nos llega impuesta del pasado
la inocencia arbitraria de sus conversaciones.
El hombre del secreto lo comprende
camino del trabajo,
cuando los estudiantes llenan el autobús
y un tumulto de cuerpos con la cara lavada
se apodera del lunes.
Los ve crecer, observa
como un grito de incógnita en sus ojos,
una inquietud después desvanecida
por usura del tiempo.
Vivir es ir doblando las banderas.
El hombre de los ojos encendidos
se hiere con las rosas académicas,
consigue entre saludos, puñales y cipreses
cruzar el campus universitario,
recorre los pasillos en busca de su aula
de su clase,
pero tiene un secreto
y el tema diecinueve se convierte
en materia de asombro,
poemas que se escapan de la página,
versos que llegan a la cima
de una mirada en vilo,
alguien que deja los apuntes
y los libros de texto,
para cerrar las manos hasta herirse
con otra rosa viva
mucho más inclemente,
la rosa de un secreto en el alma de un lunes.
Abre la puerta del despacho
y los libros sonríen como cómplices viejos.
En ellos ha leído lo que siente,
solo literatura descentrada.
Pero esta vez no,
esta mañana no,
y el hombre del secreto al levantarse
se miró en el espejo,
y descubrió el enigma
de sus extraños ojos encendidos,
y se dijo que no,
esta vez no.
¿Y la ciudad?.Abierta
de luz, cuerpo tendido,
ha cambiado de piel en la ventana.
Y no será paciencia, ni callejón nocturno,
ni día laborable de tráfico dudoso.
Así que va al teléfono,
busca la tinta azul del numero apuntado
en el carnet de conducir,
la condición de un lunes
que ya no tiene voluntad de fecha
sino de fruta, de sabor en los labios.
El hombre del secreto marca y dice:
Buenos dias, soy yo, he terminado.

domingo, 21 de febrero de 2010

Un nuevo discurso para el cine español

«Tenemos que ser humildes, estar agradecidos y pedir perdón por haber fallado muchas veces. Nunca reconocemos nuestros errores. Nos miramos al ombligo, nos encanta nuestro ombligo. Tenemos pósters de nuestro ombligo en casa, cuadros de ombligos llenando nuestras paredes. Creemos que somos artistas, genios alternativos, creadores. Antes de todo eso, somos trabajadores. Nos pagan por hacer un trabajo, y hay que hacerlo bien. Este año ha sido uno de los mejores, pero el siguiente tiene que ser todavía mejor. Los primeros que tenemos que arrimar el hombro somos nosotros. Yo ruedo mañana, así que no me quedo a los canapés.»

martes, 16 de febrero de 2010

Espacios urbanos de Sevilla




Estos días en los que el tiempo anda un poco revuelto, Sevilla le hecha un pulso a los dioses del cielo. Las calles se inundan en los diferentes espacios urbanos de la ciudad y el Guadalquivir a su paso por el Puente de la Barqueta, parece cada vez más bravo. Estas fotos es el resultado de la mirada agachada bajo el paraguas, al paso del viento y el agua más feroz del 16 de febrero.

Anonim@s

Los comentarios anónim@s que día a día inundan los Blogs de amigos, pueden a veces resultar una herramienta inútil. Inútil para el sentido del proceso comunicativa, para el cual han nacido los blogs. Flaco favor.

lunes, 15 de febrero de 2010

Seguidores

Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro (René Descartes)